· coaching,mantener compromisos,Coaching Ejecutivo

“El compromiso es lo que convertirá una promesa en realidad”
Abraham Lincoln

El día de hoy tuve la conclusión de un proceso de coaching que me dejó una grata satisfacción del proceso y las metas alcanzadas por mi coachee pero sobre todo me dejó pensando en el compromiso.

Casi al cierre de la sesión y al ir evaluando juntos el proceso que comenzamos hace varios meses le pregunté:
“De estos aprendizajes que te ha dejado este proceso de coaching. ¿Cuál es el pegamento que puedes usar para que los lleves a tu futuro y al de la organización?”

Su respuesta no me sorprendió, porque creo que ahora ya la conozco mejor:
“Para mi el pegamento es el compromiso, para mi las cosas no tienen sentido sin el compromiso personal. Cuando en la empresa me hicieron la invitación a participar en este proceso yo me cuestioné por un momento sobre los posibles beneficios que el coaching pudiera tener para mi, y si bien algunos de ellos no los tenía claros en ese momento, acepté la invitación y decidí vivirlo con la convicción real de avanzar y generar cambios reales.” Después mencionó acciones muy palpables.

Su reflexión me llevó a pensar en el compromiso en mi vida, como papá no me pongo a pensar si sería bueno llevar comida a casa, no conozco a alguien que lo haga. En este caso es como si el compromiso personal surgiera de forma natural y sin esfuerzo.

¿Pero entonces qué sucede con esas otras áreas en donde el compromiso no sale natural y sin esfuerzo?

¿Qué pasa por nuestra mente?

¿O quizás es que precisamente pasan demasiadas cosas por nuestra mente y que muchas de ellas son cosas negativas que nos hacen dudar?

Y esto es precisamente el punto sobre el que quiero invitarte a reflexionar:
Al tomar decisiones en tu vida, nunca será posible saber a ciencia cierta los resultados que podrás crear. Muchas decisiones son como un salto de fe, hay que tomarlas con la determinación real de avanzar y generar cambios, aun y cuando inicialmente no sepas los beneficios que se generarán como resultado de estas decisiones. Ten en mente tus compromisos a pesar de las barreras que de seguro te encontrarás en el camino.

Los beneficios de hacer esto en la vida son muchos ya que al estar realmente comprometido tu:

No abandonarás “el barco” a la primer tormenta.
Generarás una motivación para seguir avanzando
Obtendrás resultados que no sabías que podías alcanzar
Obtendrás retroalimentación sobre tu forma de hacer las cosas, ya sea una forma que esté funcionando o una que no lo esté.
Conocerás mas sobre tus miedos y temores.

¿Cuáles son los costos de moverte en tu zona segura?

¿Qué preocupaciones pasan por tu mente que te impiden avanzar?

Tuyo en tus compromisos.

Oscar Ramírez

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar