Volver al sitio

ARQUERA

OSCAR RAMÍREZ

Una joven que practicaba la arquería notaba que cada que iba a participar en
competencias muy importantes se ponía muy nerviosa y aquellos tiros que durante
los entrenamientos diarios podían ser relativamente fáciles, se volvían un dolor de
cabeza durante las competencias.

Con esa inquietud en mente se dirigió a un sabio maestro experto en el noble arte
de la arquería, para que le diera su consejo y guía.

Después de platicarle su situación el sabio maestro le contesto:
“Cuando participas en un concurso de tiro con tus compañeros del equipo y lo que
se apuesta son medallas de chocolate tu te sientes confiada y disparas con
habilidad. Cuando participas en una competencia contra jovenes de otros equipos y
lo que se apuesta ya son medallas y la posibilidad de ir a una competencia mas
avanzada, te preocupas por tu objetivo. Y cuando ya está en juego la medalla de
oro, te sientes como un manojo de nervios.

Ahora tu mente está dividida, ya que ahora en lugar de tener un solo objetivo tienes dos, ganar la medalla y no llenarte de angustia.

Tu habilidad es la misma en los tres casos – pero debido a que, para ti, un premio
significa más que el otro, en ese momento estas dejando que los factores externos pesen mas en tu mente.”

“Aquel que observa demasiado al exterior se pone torpe en el interior”

“Aquel que observa demasiado al exterior se pone torpe en el interior”

 

Oscar Ramírez Martínez

Leading Great Coaches - Coaching Great Leaders

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar